Ejercicio y cáncer

Se ha demostrado que el ejercicio físico, además de generar los múltiples beneficios que ya conocemos, también presenta múltiples ventajas en la prevención/tratamiento del cáncer.

Entre otras cosas, el ejercicio físico reduce la incidencia de cáncer e inhibe el crecimiento tumoral. Es decir, es un factor importante que puede controlar la progresión del cáncer.

La actividad física reduce el riesgo de aparición de al menos 13 tipos de cáncer diferentes (🔬 Moore., et al., 2016).

Adicionalmente, en estudios como los de: (🔬 Holmes., et al., 2005; Kenfield., et al., 2011; Meyerhard., et al, 2006) se observa que incluir actividad física reduce el riesgo de recurrencia de la enfermedad para cáncer de mama, colon y próstata.

Definitivamente los beneficios de la actividad física superan por mucho lo estético. 💪🏼

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *